Modelo de negocio

Modelo de negocio

Un modelo de negocios es el esquema de actividades que te ayuda a llevar un registro del proceso de desarrollo de tu idea. Es decir, un esquema que incluye las perspectivas económicas de tu idea, los objetivos que establezcas y las actividades que contribuirán a la realización de esos objetivos. 

¿Qué es un Modelo de negocio?

Un modelo de negocios es la estructura de actividades y objetivos de un negocio, diseñada a partir del análisis y definición de tu idea, es decir, que se adapte a la naturaleza de tu negocio. Esta estructura se construye, asimismo, sobre una estrategia proyectada hacia los fines específicos de tu negocio, un modelo que seguir al momento de tomar decisiones.

Al momento de establecer un modelo de negocios, se deben considerar diversos aspectos que determinen tus objetivos, entre ellos: el análisis del mercado en que participarás con tu idea, así como las necesidades y demandas de tu público objetivo, los métodos que contribuirán a la adquisición de valor económico y la comunicación con tus clientes, y las proyecciones en materia de gastos e ingresos

Es importante definir a qué público deseas llegar, pues es el principio en que se basa el diseño de un modelo de negocios, y su consideración permitirá la modificación de los métodos que emplees oportunamente. 

Diferencia entre Modelo de negocio y Plan de negocio

Ahora bien, un modelo de negocios no debe confundirse con un plan de negocios, conceptos que, aunque diferentes, son indispensables en el éxito de un nuevo emprendimiento. Distinguir entre estos dos conceptos fundamentales te permitirá canalizar tus objetivos y métodos de manera que cada actividad te conduzca al fin que deseas alcanzar.

Un plan de negocios es la estructura de actividades establecidas, de acuerdo a una estrategia, que permite la ejecución ordenada de las diversas tareas necesarias para alcanzar el éxito en tu emprendimiento. Trazar un plan de negocios también requiere de analizar el ámbito en el cual te vas a desempeñar. Analizar la industria te permitirá prever posibles obstáculos y diferenciar tu negocio del de la competencia. 

Así, la principal diferencia entre un plan de negocios y un modelo de negocios radica en que el primero se define en términos de estructura y estrategia, es decir, las causas y métodos preestablecidos que conducen al segundo, el modelo de negocios, se define en términos de objetivos. En conclusión, el modelo de negocios canaliza tus objetivos, mientras que el plan de negocios es el medio por el cual se alcanzan tales objetivos. 

¿Para qué sirve hacer un Modelo de negocio?

La utilidad y la importancia de un modelo de negocios radica en que, a través de él, puedes definir tu idea de manera concisa y clara, adaptándola al ambiente en que se va a desempeñar. Además, te permite documentar los hitos de tu negocio, así como sus progresos, y prever posibles obstáculos a futuro, brindándote oportunamente un campo de acción en el que puedas modificar tus estrategias y métodos. 

La característica principal de un modelo de negocios es que posibilita la organización de las actividades y estrategias, y gracias a ello, simplificar las dificultades que se presenten con el tiempo. Con esto, te aseguras de generar ganancias y estar en constante progreso. En conclusión, los beneficios de un modelo de negocios se traducen tanto en ganancias económicas como en la adquisición de valor en el mercado. 

Características de un Modelo de negocio

Una definición de las características particulares de un modelo de negocio se resume en los siguientes aspectos:

  • El análisis de tu público objetivo: es el proceso por el cual conoces tu público objetivo y a partir de sus demandas y requerimientos, logras concretar tu idea definiendo tu campo de movimiento. 
  • La definición de la identidad de tu producto: es la creación de una característica propia que destaque tu idea en el mercado en que te desempeñes, y por la cual adquirirás valor.
  • La creación de un diferencial: es la concepción de una característica que tu público perciba como única. La percepción de este diferencial logrará llamar la atención de tu público objetivo.
  • El diseño de la estructura que permita alcanzar tus objetivos: es el proceso en el que estableces tus objetivos inmediatos y a largo plazo, y en el cual estableces las rutas, métodos y tareas para alcanzar tales objetivos.

Cabe destacar que la base de todas las anteriores características o procesos, es el público objetivo. Considéralo el fundamento de tu modelo, y a su vez, el campo de acción de tus actividades. Tener en cuenta esto, asegurará la adquisición de tu valor económico y notoriedad. 

Elementos de un Modelo de negocios

Al diseñar tu modelo de negocios, debes tener en cuenta los siguientes elementos:

  • Capital e ingresos: a la hora de diseñar tu modelo de negocios, debes conocer los recursos de los que dispones para hacer progresar tu idea. Estos recursos incluyen tanto los económicos como los materiales. Es importante que seas realista en la consideración de estos aspectos, pues define un marco con el que lograrás seguridad en tus maniobras comerciales. 

Por otro lado, debes definir una estrategia por la cual generes ingresos, y los dividas en términos de reinversión y ganancias. Documentar estas características permite prever riesgos, pérdidas y te da un amplio panorama de los movimientos económicos de tu negocio.

  • Personal: la división de actividades es el principio fundamental de la eficacia de todo proceso. Por esto, es importante considerar qué personas te acompañan en tu labor, y cuáles son sus aptitudes. Asimismo, conocer los objetivos individuales de los posibles inversores evitará disputas y contratiempos que afectan la eficacia interna del negocio. 
  • Medios de comunicación vendedor-cliente o Retroalimentación: tan importante es tener bien definida tu idea y tus objetivos como saber promocionar tu negocio. Las características propias del mercado en que te desempeñes establecerán los métodos y estrategias publicitarias por las cuales te darás a conocer.

De igual manera, estar en frecuente contacto, permitiendo la retroalimentación por parte de tu público, te brindará los elementos necesarios para conocer las nuevas perspectivas de las personas, sus necesidades y deseos.

  • Actividades: este elemento está intrínsecamente relacionado con el plan de negocios, pues se define como la estructura y la naturaleza individual de cada actividad para que en su conjunto, se logre un fin en específico, los cuales, a su vez, conducen a lograr el objetivo en general.

Tipos de Modelos de negocios

Ya sabes qué es un modelo de negocios, cuáles son sus beneficios y para qué sirve. Si bien tener en mente estas definiciones te brinda suficientes conocimientos para empezar a diseñar un modelo de negocios, conocer qué tipo de modelo se adapta más a tus necesidades y objetivos reducirá los potenciales riesgos a los que te puedas enfrentar y ahorrarás recursos.

La siguiente clasificación de modelos de negocios te brinda una amplia gama de estrategias que puedes adaptar a tu negocio:

Líder de mercado

El modelo denominado líder de mercado, es una estrategia cuyo objetivo es posicionarse como líder en la solución de cierto problema en específico. Es decir, encontrar necesidades aún no resueltas por la competencia, y especializarte en ella y en sus soluciones. En otras palabras, encontrar un nicho de mercado en el cual te desenvuelvas y encuentres formas innovadoras de resolver sus necesidades.

Multicomponente

La característica especial de este modelo es el de simultaneidad. El modelo de negocios multicomponente se trata de una estrategia en el que un mismo producto o servicio se comercializa, simultáneamente, en distintos lugares, lo que permite un amplio campo de operaciones, y brinda varias fuentes de ingreso.

Es importante considerar, a su vez, las características propias del lugar en que se vende cada uno de los productos.

Componente valioso

Adoptar esta estrategia supone una estrategia de venta indirecta a los clientes finales. Es decir, se basa en la venta de un producto o servicio a otras empresas, que recíprocamente añaden valor al servicio así como este añade valor al producto en el que se incluye. Es una excelente estrategia para crear alianzas con otros negocios.

Freemium

Freemium es una estrategia que permite afianzar los clientes al negocio por medio de tarifas que mejoran su experiencia, ofreciendo primero una versión gratuita del servicio. Esto permite al cliente conocer las características del servicio y confiar en él, y por consiguiente, admitir pagos que mejoren su experiencia. 

Conmutador

El objetivo de esta estrategia es posicionarse como el único distribuidor de una materia prima. Cabe destacar que se deben considerar los precios adecuadamente y se requiere de un eficaz manejo de la oferta.

Eyeballs

Esta estrategia se adapta bastante bien para aquellos negocios que atraen el suficiente tráfico de clientes para publicitar distintos productos y servicios. El negocio en cuestión sirve de intermediario entre clientes y empresas que quieran contactar con ellos, y lo que asegura esta comunicación es el contenido atractivo que se ofrece en el servicio de manera gratuita. Tú atraes a los clientes, y las empresas generan sus ventas a través de tu negocio.

Productos virtuales

Al igual que el modelo de negocios Freemium, los productos virtuales son una mejora a la experiencia de un usuario en un medio, en este caso en especial, digital. Un ejemplo de ello son los videojuegos, en los que ciertas características ofrecen una mejor o más entretenida experiencia, lo que genera la compra de tales.

Artesano

La creatividad y este modelo van de la mano. En realidad, la verdadera estrategia de este modelo es ser creativo, crear productos únicos y, a través de ello, generar valor. Adaptar este modelo a tu idea te permite tomar las riendas de la innovación del mercado en que te muevas, y entre más exclusivos y creativos sean tus productos, más valor generarás.

Esta estrategia se suele relacionar, como su nombre lo indica, con productos manufacturados, lo que, en este caso, indica maestría en la ejecución del proceso.

Cebo y anzuelo o modelo de posventa

El objetivo de esta estrategia es vender productos complementarios que sean necesarios para el correcto funcionamiento de un producto principal. Un ejemplo de ello son los teléfonos móviles, en donde se hace necesario a su vez, comprar audífonos, protectores y cargadores.

Afiliación

Este tipo de modelo de negocio se destaca por su amplia actividad en materia de publicidad. Tu negocio, en este caso, se convierte en un gran mercado, donde tanto compradores como vendedores realizan sus actividades comerciales. El objetivo es generar ventajas a los vendedores para que estos puedan vender sus productos o servicios a través de tu negocio, cuyo beneficio se traduce en comisiones.

Cola larga (Long tail)

Con esta estrategia se busca que ciertos productos específicos, que se diferencian de un producto principal, se vendan a un público en especial, un nicho de mercado que tu producto principal no puede suplir, pero que la diversificación de tu idea sí lo puede hacer. Estos productos, aunque en menor proporción de ventas que el principal, en conjunto constituyen una fuente eficaz de ingresos.

Franquicia o licencia

La diversificación de puntos de venta es una necesidad en el éxito de un producto y favorece el número de fuentes de ingresos. El modelo de franquicia es una buena estrategia para conseguir personal, reconocimiento e ingresos de distintas fuentes. Se basa, pues, en la venta de derechos de marca sobre un lugar, en el cual un tercero se favorece de la identidad de la marca.

Suscripción

El modelo de suscripción asegura la fidelización por cierto límite de tiempo de un cliente a tu negocio. Se trata de ofrecer un servicio por tiempo limitado a un precio en específico, lo que conduce a la renovación de la suscripción, es decir una nueva venta, cada cierto tiempo.

¿Cómo hacer un Modelo de negocio?

Ya tienes todos los recursos para empezar a diseñar tu modelo de negocios. A continuación, te brindamos una serie de pasos que puedes seguir y que te ayudarán a seguir un orden en el diseño de tu estrategia:

  1. Define tu idea: concreta tu idea, de manera que la puedas presentar como una idea sólida en la que puedas fundamentar tu estrategia y objetivos.
  1. Establece objetivos: considera las posibles rutas a tomar, y elige una de ellas, con la perspectiva de mejorar tu idea y conseguir ganancias gracias a ella, a partir de un margen establecido de objetivos.
  1. Analiza el mercado: conocer a tu público y a la competencia te permitirá adaptar tu estrategia a los hitos de tu progreso y responder efectivamente a las demandas y necesidades del mercado.
  1. Establece tu diferencial: establecer una identidad y un diferencial te permitirá destacar entre tu competencia y definir los límites del mercado. Encuentra necesidades no resueltas y especialízate en ellas.
  1. Desarrolla tu plan: establece una guía de actividades, tanto diarias como a largo plazo, que estén hiladas por objetivos comunes que conduzcan a tu objetivo principal. Considera los tiempos, el capital y tu personal.
  1. Proyecta tus ingresos y gastos: la perspectiva de los ingresos y gastos es importante a la hora de realizar maniobras comerciales o considerar la modificación de tu idea. Además, te anticipará a los obstáculos económicos y te brindará tiempo para tomar medidas 
  1. Anticípate a los obstáculos: a partir del análisis de todos los anteriores componentes, podrás maniobrar de distintas maneras que evitarán los obstáculos que se puedan presentar.

Modelos de negocio ejemplos

Te brindamos, asimismo, una lista de ejemplos que te pueden ayudar a tener una perspectiva del funcionamiento y utilidad de un modelo de negocios:

  • Las empresas de telecomunicaciones acuden al modelo de suscripción en sus actividades comerciales, lo que les asegura la compra de servicios cada cierto tiempo, y la fidelización del cliente durante ese mismo lapso de tiempo. La renovación, pues, se hace una necesidad que se debe suplir.
  • En general, los productos de consumo, se comercializan a través del modelo de multicomponente. Así, en diversos puntos de venta, un mismo producto, o varios productos de una misma empresa se venden simultáneamente en distintos lugares. 

También se suele ver un modelo de líder de mercado en el comercio de estos productos, cada uno supliendo una necesidad o gusto de un público objetivo. Es el caso de los alimentos picantes, los cuales suplen una necesidad en un público en específico.

  • La mayoría de redes sociales se adaptan al modelo de Eyeballs, pues a partir del contenido que ofrecen, aseguran que el usuario esté en constante contacto con la publicidad de las empresas que quieren llegar a ellos.
  • El modelo de afiliación, hoy en día bastante conocido entre los emprendedores, también es el modelo de empresas de E-commerce, tales como Amazon, Mercado Libre o Alibaba, las cuales ofrecen productos tanto de personas como de empresas en un medio común para todo tipo de compradores.
  • Los videojuegos son el ejemplo ideal de un modelo de productos virtuales. En especial, los videojuegos online ofrecen estos productos con el fin de mejorar la experiencia social del jugador, aportándole estatus y también más entretenimiento.
  • McDonald’s es el modelo de franquicia por excelencia. Cada establecimiento es propiedad de un tercero el cual usa el renombre de la empresa para ofrecer los productos de esta. Es importante destacar en este modelo el ámbito de los bienes raíces, que conciernen a la compra de establecimientos.

A partir de estos ejemplos, puedes concebir una idea de cuál se adapta mejor a tu idea y comenzar a trazar tu modelo de negocios.

Plantilla Plan de Negocios en Excel

Asimismo, te ofrecemos una plantilla que te ayudará a ordenar tus ideas, establecer plazos, proyectar tus ingresos y gastos. ¡Da el primer paso para alcanzar el éxito en tus negocios! El orden en las actividades e ideas es el seguro y los cimientos de tu constante progreso.

Plantilla Plan de Negocio simula y evalúa la viabilidad de tu plan de negocios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *