Tipos de empresa

clasificacion y tipos de empresas

Las empresas cuentan con diferentes clasificaciones, las cuales atienden a unas características únicas que hacen que se diferencien una de otras. 

Se clasifican de acuerdo a su sector, a su tamaño, constitución jurídica, entre otras. En este artículo aprenderás sobre los diferentes tipos de empresas que existen, así contarás con la información suficiente para saber dentro de qué categoría está tu negocio.

¿Qué es la clasificación de las empresas?

La clasificación de las empresas consiste en categorizarlas de acuerdo a sus características únicas que nos dan la información suficiente para analizarlas de acuerdo a su economía, tamaño, alcance geográfico, estructura y demás variables que nos permitan individualizar a cada una y ubicarla dentro de una tipología diferente en comparación con otras empresas.

Visto de esta manera, es posible discernir que la clasificación de las empresas puede ser tan amplia como las funciones que cada una realiza en la actualidad y las actividades que aún no existen, pero dada la versatilidad del mercado, algún día existirán y necesitarán una clasificación propia que logre abarcar sus funcionalidades.

Por ahora, podemos decir que las empresas se clasifican, principalmente, de acuerdo a su:

  • Actividad.
  • Tamaño.
  • Alcance geográfico.
  • Constitución jurídica.
  • Cuota del mercado.
  • Origen del capital.
  • Esquema laboral.

¿Cómo se clasifican las empresas?

Existen diferentes clasificaciones para que en una empresa haga parte de una tipología. En esta ocasión, vamos a mostrar y definir las principales.

Empresas de acuerdo a su sector o actividad

Esta primera clasificación surge del sector o de la actividad económica que realiza una empresa para hacer parte de un mercado, y como todas las clasificaciones esta se subdivide en otras cuatro: sector primario, secundario, terciario y cuaternario.

Sector primario

El sector primario incluye todas las actividades de explotación de los recursos naturales, de esta forma se obtienen las materias primas que se usarán en las demás ramas de la industria donde serán procesadas para crear un producto listo para el consumidor final.

Dentro del proceso de extracción, nos encontramos con bienes tal cual como los proporciona la naturaleza, sin ningún tipo de alteración industrial, y su extracción depende de factores como el clima o el suelo.

Sector secundario

Luego de que la materia prima se extrae de la naturaleza, es preciso que esta se someta a un proceso de transformación. 

Es por ello que existe el sector secundario, donde a partir de una actividad manufacturera se producen bienes elaborados o elaborados en parte, a partir de la producción del sector primario. 

El sector secundario depende del sector primario para adquirir el suministro de materias primas, pero también necesita del sector terciario para financiarse y contratar servicios auxiliares.

Sector terciario

En el sector terciario se comercializan bienes inmateriales, razón por la que también es conocido como el sector de servicios y se refiere a todas las actividades que incluye la compra y venta de experiencias. 

Por lo tanto, es un intangible que, dada su naturaleza, no se puede almacenar como ocurre con los productos o bienes tangibles. Es así que, a través del sector terciario, tenemos servicios como el transporte, la comunicación, el internet, turismo, etc.

Sector cuaternario     

El sector cuaternario hace referencia a la ampliación del conocimiento. En principio, puede confundirse con el sector terciario, pero se diferencia en que está más relacionado con la investigación y el desarrollo; es decir, con un trabajo intelectual, menos mecánico.

Además, no se enfoca solo en los intangibles; los tangibles también hacen parte del sector cuaternario siempre y cuando estos aporten para el alcance de una mayor eficiencia en los procesos productivos y de innovación.

También te podría interesar: Qué es una empresa y cuáles son sus objetivos

Empresas de acuerdo a su escala o tamaño

Para conformar una empresa se requiere de capital, trabajo y recursos. Con estos elementos ya tenemos constituido un negocio; sin embargo, para saber su clasificación de acuerdo a su tamaño, debemos tener en cuenta el número de empleados.

Microempresas

Para denominarse como microempresa, el negocio debe contar con menos de 10 trabajadores. Estas son las empresas de mayor cantidad en relación con el emprendimiento y las que más influencia tienen en la economía de un país por la generación de empleos.

Al principio, la inversión en una microempresa es baja, debido a la cantidad mínima de trabajadores. Tanto es así que en la mayoría de casos el dueño cumple al tiempo con los roles de gerente, operario y vendedor.

Pequeñas empresas

Las pequeñas empresas cuentan con más de 10 y menos de 50 trabajadores. En este tipo de empresa, la organización tiene una mejor constitución comparada con las microempresas, dado que cuenta con cargos y funciones establecidas para cada empleado.

Medianas empresas

Las medianas empresas tienen más de 50 y menos de 250 trabajadores. Cuentan con un organigrama específico y detallado de acuerdo a las funciones de la empresa, dado que el dueño no cuenta con un control total sobre las áreas y sus empleados. 

A pesar de su tamaño moderado, no se ubican dentro de la categoría de pequeña ni alcanza a tipificarse como gran empresa; sin embargo, su estructura patrimonial, administrativa y financiera le permite postularse para adquirir garantías hipotecarías y préstamos por valores altos.

Grandes empresas

Las grandes empresas tienen más de 250 empleados y su tipo de organización corresponde a grandes dimensiones; por lo mismo, es la categoría menos común existente a nivel mundial porque son pocas las que alcanzan a escalar ciertos límites correspondientes a la cantidad de trabajadores y el dinero que perciben en un año.

También te podría interesar: Tipos de Rentabilidad Financiera en una empresa

Empresas de acuerdo a su alcance geográfico

El tipo de empresa se determina a partir del ámbito geográfico que abarca, es por ello que te invitamos a repasar las características principales de cada una.

Empresas locales o regionales

La actividad de las empresas locales o regionales se centran en un entorno cercano. Por lo mismo es válido mencionar que el término “local” se refiere a empresas comarcales, provinciales o regionales y son tan comunes que tienen gran importancia para el tejido económico.

Empresas nacionales

Aunque las empresas nacionales tengan su sede en una localidad concreta, su campo de actuación lo representa el total del territorio de un país. Con el paso del tiempo, el éxito de estas empresas las lleva a convertirse en empresas multinacionales.

Empresas multinacionales o internacionales

Las multinacionales son aquellas empresas que llevan su ámbito de operaciones a diferentes lugares del mundo. Su presencia en cada país debe ser sólida, y no limitarse solo a la exportación, con centros de producción y distribución.

Empresas transnacionales 

Una transnacional es una empresa que realiza actividades comerciales a nivel internacional, pero se establecen principalmente en un país denominado matriz. A través de la creación de otras empresas relacionadas, se extiende a otros lugares del mundo.

Empresas de acuerdo a su constitución jurídica

La forma jurídica ideal para tu negocio la puedes elegir a partir de sus tipos de acuerdo a su constitución legal.

Persona física

También conocida como empresa unipersonal, donde el propietario responde con todo su patrimonio y de forma ilimitada a todas las personas que se vean afectadas en el desarrollo de su actividad económica. Para ello, debe contar con la capacidad legal para ejercer el comercio.

Sociedad o asociacion civil

Una sociedad comercial es un conjunto de personas que juntan y acuerdan unas reglas donde se establece un aporte de dinero, trabajo y otros bienes en función de una empresa, de la cual esperan obtener beneficios económicos.

Por su lado, la asociación civil es una entidad sin ánimo de lucro con personalidad jurídica para cumplir con fines culturales, de divulgación, deportivos o similares.

Persona moral

Una persona moral indica que no existe una persona física que pueda describirse como un individuo; es una ficción legal que representa a una organización y que como cualquier persona puede adquirir derechos y contraer obligaciones.

Cooperativa

Una cooperativa es una sociedad conformada por vendedores, consumidores o productores con el fin de producir, vender o comprar de una manera que resulte ventajosa para todos. Los propietarios pueden ser al tiempo trabajadores, proveedores y clientes de la cooperativa.

Sociedad comanditaria

La sociedad comanditaria es una sociedad donde intervienen dos tipos de socios: colectivos o gestores, quienes participan en la gestión de la sociedad y tienen la obligación de responder de manera ilimitada ante las deudas de la sociedad; y los comanditarios, quienes no participan en la gestión de la sociedad, pero aportan el capital y responden de manera limitada ante sus deudas. 

Sociedades limitadas

En una sociedad limitada los socios responden limitadamente hasta donde les permita el capital que han aportado a la empresa y cualquier obligación que esta tenga no afectará el patrimonio personal de cada uno.

Sociedad anonima

La empresa de sociedad anónima también es de responsabilidad limitada, pero se diferencia de las demás en que le posibilita a cualquier persona adquirir acciones.

También te podría interesar: Qué es el Organigrama de una empresa

Empresas de acuerdo a su cuota de mercado

Las empresas se pueden clasificar de acuerdo a su cuota de mercado, que es la proporción del mercado que consume sus productos o servicios.

Empresa aspirante

Una empresa aspirante adopta una estrategia dirigida en aumentar su cuota de mercado en relación con la empresa líder y las demás competidoras.

Empresa especialista

La empresa especialista responde a necesidades concretas de un sector determinado en un segmento de mercado, lo que le permite identificarse ante sus competidores. Para que sea rentable, esta debe ser una empresa de gran tamaño.

Empresas lider

Una empresa líder es aquella que marca la pauta dentro del mercado en cuanto al precio, innovación y publicidad, lo que la lleva a ser imitada por las demás que quieren hacerse un cupo y aumentar su cuota.

Empresa seguidora

La empresa seguidora es una empresa que no dispone de cuota de mercado suficiente, por lo que no representa un peligro para la empresa líder.

Empresas de acuerdo al origen del capital

De acuerdo al origen de su capital, una empresa se clasifica en privada, pública o mixta.

Empresa privada

El origen del capital es privado, procedente de inversionistas que también son privados y que buscan beneficios lucrativos de la empresa en la que invierten.

Empresa pública

El capital de una empresa pública pertenece al Estado. Con estas empresas se busca satisfacer necesidades sociales. Se subclasifican en centralizadas, descentralizadas, estatales, mixtas y paraestatales.

Empresa mixta

Una empresa mixta no es totalmente privada, dado que también cuenta con recursos del Estado. Es la unión de empresas comerciales y empresas de servicios.

Empresas de acuerdo a su esquema laboral

Desde antes del Covid-19 se hablaba de esquemas laborales diferentes al presencial, sin embargo, con su presencia se aceleró su implementación. A continuación veremos la definición de cada uno.

Trabajo presencial

Es el tipo de trabajo más conocido históricamente, donde el trabajador debe acudir físicamente todos los días, a un lugar suministrado por la empresa, a cumplir con un horario y una jornada laboral.

Trabajo en remoto

El trabajo remoto permite que el trabajador haga sus labores a distancia. También es conocido como home office y es el preferido por el 65% de los trabajadores.

Trabajo mixto

El trabajo mixto es un esquema que recoge elementos del trabajo remoto y el trabajo presencial. Básicamente, se trabajan unas horas desde casa y otras desde la oficina.

¿Cual es el objetivo de clasificar las empresas?

Las empresas se clasifican con el objetivo de segmentar y diferenciar los aportes que cada una hace al comercio. 

Clasificar las empresas permite medir su participación en el mercado y dentro de la economía de un país o global, así como medir y analizar sus índices de crecimiento.

Esperamos que ahora tengas  la información necesaria para  clasificar una empresa y así determinar a cuál tipo pertenece tu negocio. 

Para finalizar, te dejamos una lista de plantillas en Excel con las cuales podrás realizar una evaluación de tu empresa, así como su viabilidad y crecimiento.

Plantillas para la evaluación, viabilidad y crecimiento de una empresa

Para una empresa, sin importar su clasificación, siempre le serán útiles herramientas digitales como las plantillas de Excel para la evaluación, viabilidad y crecimiento. 

A continuación, encontrarás una lista de plantillas que te serán útiles en el desarrollo de tu negocio.

  • Plantilla para Plan de negocios en Excel

Con el uso de esta plantilla tu negocio estará un paso más cerca de hacerse realidad. Con ella podrás estar al tanto de cada etapa de tu plan de negocios y asegurarte del cumplomiento de cada una.

  • Plantilla Ciclo de Deming o PDCA

El Ciclo de Deming es una herramienta que ayudará a promover el crecimiento y la mejora continua en los procesos y productividad de tu empresa.

  • Plantilla Balanced Scorecard (Cuadro de Mando Integral) en Excel

Una estrategia de Cuadro de Mando integral será sencilla analizarla en cada una de sus perspectivas con la ayuda de esta plantilla en Excel.

Inversiones del plan de negocios

Plantilla Plan de Negocios en Excel

Ciclo PDCA en Excel

Plantilla Ciclo de Deming en Excel

Balanced Scorecard

Plantilla Balanced Scorecard en Excel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario