La partida doble en contabilidad

Partida doble en contabilidad

La contabilidad moderna se basa en un principio fundamental: la partida doble. Así, todo ejercicio contable, a nivel empresarial, debe seguir dicho sistema con el fin de que se realice un correcto registro de los movimientos comerciales de la empresa y conocer la situación financiera de la misma en todo momento. 

En este artículo, te explicaremos de qué se trata este importante concepto.

¿Qué es la teoría de la partida doble en contabilidad?

La partida doble es el sistema contable mediante el cual se realiza una doble anotación de una operación o transacción, partiendo del principio de que toda entrada de dinero u otro activo, supone también la salida de otros. De esta manera, se describe la actividad de compraventa llevada a cabo por las empresas.

A estas anotaciones se les denomina asientos contables, las cuales se encuentran estructuradas mediante columnas. Dos de estas se disponen para ingresar las entradas o débitos (columna del debe), y las salidas o créditos (columna del haber). Finalmente, la suma de los valores de cada una de las columnas, respectivamente, debe ser igual a la otra.

Origen de la partida doble

El origen del concepto de la partida doble se remonta hacia finales del siglo XV, con la publicación de la Summa da arithmetica, geometria, proportioni et proportionalità en 1494, cuyo autor fue el matemático italiano Luca Paccioli. Allí, Paccioli describió el sistema contable utilizado por los comerciantes venecianos y propuso un método general para regularizar dicha práctica, brindando, asimismo, una explicación matemática a la misma.

Esta obra también marca el inicio de la teneduría de libros contables, de los cuales Paccioli recomendaba utilizar el libro mayor, el libro diario, el libro de balances y el libro de comprobantes. 

Principios de la partida doble en contabilidad

Existen cuatro principios fundamentales en los que se basa la filosofía de la partida doble, cuya comprensión es primordial para implementar, correctamente, este sistema contable a las actividades y movimientos de la empresa. A continuación, te explicamos cada uno de ellos:

  • Quien recibe es el deudor y el que entrega, el acreedor: en toda transacción o movimiento contable, coexisten dos actores, los cuales son el deudor y el acreedor. El primero es aquel que recibe un bien a cambio de un pago, es decir, se le adjudica una deuda. Por otra parte, el segundo es quien hace la entrega de dicho bien y recibe, por lo tanto, un beneficio económico.
  • No existe deudor si no existe un acreedor, y viceversa: si no existe una persona que haga entrega de un bien, es decir, realice una venta del mismo, no es posible que exista otra que lo reciba o lo compre. Por lo tanto, en las relaciones contables siempre han de existir dos participantes.
  • Las entradas deben ser iguales a las salidas: una entrada de un bien a una empresa supone, asimismo, una salida de efectivo. De igual manera, si se vende un producto, se recibe un dinero. Por lo tanto, las suma de las entradas deben ser iguales que la suma de las salidas.
  • Todo importe entrante en una cuenta debe salir por la misma: los valores entrantes de una cuenta se debe anular, en la misma, al momento de salir.

Objetivos de la partida doble en contabilidad

La partida doble, como principio fundamental en contabilidad utilizada para registrar las operaciones de una empresa de manera precisa y equilibrada, implica los siguientes objetivos:

  • Recopilar la información relacionada a los movimientos de la empresa, de manera ordenada.
  • Evidenciar el equilibrio entre las entradas y las salidas y, en caso de no presentarse, identificar los errores contables.
  • Brindar un panorama, tanto general como detallado, de la situación y actividad de la empresa, con el fin de evaluar los resultados de la misma para un periodo determinado.
  • Servir como soporte respecto al momento de presentar los informes contables en las instituciones correspondientes.
  • Relacionar toda entrada con una salida y facilitar la comprensión de los movimientos comerciales de la empresa.
  • Administrar los ingresos y egresos de la empresa.
  • Identificar los incrementos y decrementos de los activos, pasivos y patrimonio de la empresa.

De qué se compone la partida doble

La partida doble se compone de ciertos elementos necesarios para realizar un correcto ejercicio contable, de los que es importante conocer sus conceptos. Aquí, te explicaremos de cuáles se tratan:

  • Cuentas: en general, existen dos tipos de cuentas: las cuentas de activos y las de pasivos y patrimonio. Las primeras se refieren a todo aquellos recursos de los que dispone la empresa para llevar a cabo su actividad económica y productiva. Las segundas, por su parte, hacen referencia a las obligaciones del negocio. Por lo tanto, existen una gran cantidad de cuentas que se clasifican según lo anterior.
  • Debe y haber: este es uno de los elementos fundamentales de la partida doble. En el debe se registran todas las entradas de la empresa, las cuales se conocen como débitos, mientras que en el haber se anotan las salidas o créditos. Finalmente, los totales deben ser iguales en ambas partes.

La cuenta de activos, así, aumenta en el debe y disminuye en el haber, y se le considera una cuenta deudora. Por otra parte, las cuentas de pasivos y patrimonio aumentan en el haber y disminuyen en el debe, y se consideran cuentas acreedoras.

  • Libros contables: son documentos en los que se recopilan todas las anotaciones de las operaciones realizadas. Los principales son el libro diario y el libro mayor.

¿Cómo se aplica la partida doble en contabilidad?

Para aplicar la partida doble en la contabilidad de empresas, de una manera correcta, es necesario seguir ciertos pasos, con el fin de que se realice cumpliendo cada uno de los principios en los que se basa este sistema. Así, solo debes de tener en cuenta lo siguiente:

  1. En primera instancia, se deben identificar las cuentas en las que se debe registrar la operación, con el fin de que se haga una correcta anotación tanto en el debe como en el haber. Si se trata de la compra de un activo, entonces se debe registrar en una cuenta relacionada al mismo y anotar su importe en el debe. Lo mismo se hace en la cuenta del pasivo, pero en este caso en el haber.
  1. Al momento de realizar una anotación, se deben tener en cuenta ciertos datos, como:
  1. Fecha de la transacción.
  2. Número consecutivo de la transacción.
  3. Nombre de la cuenta.
  4. Descripción.
  1. Finalmente, los valores en el debe y el haber deben ser iguales al momento de sumar cada uno de ellos, verificando así que el principio de la partida doble se cumpla.

Ejemplos prácticos de la partida doble

Ahora, veamos un breve ejemplo práctico a partir del cual se puede observar, de una mejor manera, la implementación del principio de partida doble en la contabilidad moderna empresarial. En este caso, una empresa ha adquirido una maquinaria (valorada en $20.000) a través de un pago parcial en efectivo, acordando que el otro 50% se pague posteriormente. Por lo tanto, se registra lo siguiente:

En una cuenta de activos, específicamente, la cuenta de caja, se registra el egreso parcial del pago de la máquina, el cual se realizó en efectivo. Así, dado que se trata de una salida, se debe anotar en el haber. Por otra parte, en el debe de una cuenta llamada maquinaria, se hace el debido registro en el debe, puesto que un nuevo activo está entrando a la empresa.

  • Cuenta de caja:
DebeHaber
$10.000
  • Cuenta de maquinaria:
DebeHaber
$20.000

Finalmente, se anota en otra cuenta, denominada cuentas por pagar, el otro 50% que se debe por la compra de la máquina:

DebeHaber
$10.000

Como se puede observar, se cumple el principio de partida doble, el cual dice que la suma de los débitos es igual a la suma de los créditos, lo que evidencia que el ejercicio contable se ha realizado correctamente.

Plantilla Registro Contable en Excel

¿Deseas realizar una gestión contable segura, eficaz y a un costo totalmente asequible? ¡Esta es tu solución! La Plantilla de Registro Contable en Excel posee todas las herramientas necesarias para que puedas gestionar tus cuentas y mantenerte informado respecto a la situación de tu empresa en todo momento. 

Mediante la Plantilla de Registro Contable en Excel puedes llevar a cabo una completa contabilidad de tu empresa, pues facilita el registro de movimientos contables tanto en el libro diario, como en el libro mayor. Todo esto ¡en un solo lugar!

Plantilla Premium Plantilla Registro Contable y Libro Mayor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *